Etiquetas

,

steampunkMientras las CLN sigan en el limbo, y mis fines de semana roleros derivan más hacía los Rol en Vivo y las jornadas más caras y profesionales, como las TDN, el único ejemplar de jornadas roleras mochileras que sigue existiendo con buena salud, son estos Encuentros Rúnicos. Celebrados como todos los años, en Errenteria, volvemos a encontrarnos con los mismos organizadores que ya conocemos, el mismo pabellón y las mismas jornadas, con sus ventajas e inconvenientes. Por un lado, son gratis, aunque esto supone que se masifican, sobre todo con gente que no viene a participar, sino a escaparse con los amigos a un sitio donde no pagas nada, asi que tienes muchos chavales haciendo bulto y molestando en los espacios de sueño, y que no participan en nada. A cambio, ves bastante ambiente y mucha gente, que siempre se agradece, asi por ejemplo, este año, teníamos a gente vestida al estilo victoriano paseando constantemente por el pabellón, acorde con la temática de las jornadas. Detalle, por cierto, que me encanta, que cada año tenga una temática básica, como fondo de las jornadas, lo que predispone a realizar ya actividades relacionadas con la misma.
Personalmente, creo que hemos seguido la misma tónica de las partidas tomadas en su conjunto. Mucho juego de tablero, alguna prueba de rol de mesa, que como siempre resulta un desastre y un par de roles en vivo. Entrando en detalles, empezamos por los juegos de tablero. Alternamos los sencillos como el Ave Caesar, completando las horas de la estrella de los tableros en estos momentos, el Battlestar Galactica, del que hablare en un par de días. Rol en mesa, bueno, pues el desastre que es habitual en las jornadas. Otro día hablare en detalle también de cómo es difícil (las he jugador, las hay, pero son pocas) encontrar buenas partidas de rol de mesa en las jornadas, como si cada vez más, los buenos masters y jugadores se dedicaran a los roles en vivo. Y llegados a este punto, los vivos. En este año, solo jugamos uno, Giro al Infierno de Jokin y Angel. Como dijo el propio autor, un vivo “para los que le gusta rolear lo intrascendente por encima de ir a machete a por los tablon-de-partidas-encuentros-runicosobjetivos”. Un ejemplo, sería mi propio personaje, del que no voy a hablar para guardar sorpresas para los que jueguen el vivo en el futuro, en el que a parte de dedicar tiempo a tareas más centradas en conseguir algo en la partida, me pase mucho tiempo discutiendo con mi esposa en la partida, simplemente por el placer de rolear. Como resumen, un vivo muy entretenido, con sorpresas, y donde hubo suerte de contar con muy buenos jugadores. El otro vivo, fue el que hicimos nosotros mismos, y de él os hablare en el siguiente post, pero decir que en principio la gente lo paso muy bien, y les gusto, asi que perfecto.
En resumen: Jornadas mochileras, bien organizadas, con su punto caótico y desorganizado, pero tampoco pagamos nada. Mucha gente, muchos disfraces, pero quizás pocas actividades para el numero de participantes. Los juegos de tablero omnipresentes, con unos cuantos vivos y rol de mesa, pero sobre todo entre colegas que ya iban juntos, pocas partidas de mesa abiertas.

By CP

Anuncios