Etiquetas

los-g36-medio-desmontadosSi habéis leído alguna entrada anterior sobre el tema, sabréis que hemos empezado hace poco a jugar a airsoft, un nuevo vicio para llenar aun más nuestra repleta agenda. En este caso, se une las ganas de hacer deporte, simular combates y el punto rolero, sobre todo en algunas partidas que ya iremos comentando.

Dado que no sabíamos si nos gustaría, empezamos comprando armas baratas, de origen chino, de la marca Jing Gong. Mientras Freakita se decidía por un G36C, más pequeño, y muy recomendado para combate urbano, yo escogí un G36E de mayor tamaño, más difícil de manejar, pero con más alcance. Tras un par de partidas, la verdad, estamos bastante contentos con la compra, y cada vez nos gusta más el airsoft, asi que llego el momento de ayudados por un amigo que ya estaba mejor informado, hacer un par de cambios en nuestras armas. Para ello, nos fuimos hasta una tienda de Las Rozas, The Unit (bueno, si, me gusta la serie, XD) y allí, dirigidos por los dueños de la misma, hicimos nosotros mismos el cambio de piezas. Bueno, más bien, lo hizo Freakita, convertida en la armera oficial de Tardis.

la-armera-trabajandoPara el G36E, hubo un cambio de cañón, a uno de precisión, y cambiar el hop-up, una goma básico para la precisión del arma. El G36C solo tuvo el cambio de muelle. Nos hemos quedado bastante contentos con el proceso, y sobre todo con la atención y ayuda recibidas. Además, no ha permitido conocer a sus dueños, y descubrir que planean hacer partidas de airsoft, con un acusado componente rolero, lo cual, evidentemente, nos interesa mucho. Asi podremos variar entre partidas más directas y otras más roleadas.

Dentro de unas horas, tenemos un entrenamiento táctico, donde por fin empezaremos a aprender a actuar en el campo de batalla, no solo de forma individual. Lo que nos permitirá también comprobar si los cambios en las armas, han valido la pena. Seguiremos informando.

By CP

Anuncios