Etiquetas

,

Jovenes, pero sobradamente preparados

Pues si amiguitos. Tras dar la brasa incontables ocasiones a la distribuidora de turno conseguí colarme en el pase y rueda de prensa de una de los acontecimientos friki-cinematográficos del año, el reborn orquestado por el inefable J.J. Abrams de la saga Space Opera por excelencia, con permiso de la (recientemente ultrajada) Star Wars, la mismísima… ¡Star Trek! Y vaya, aburrirme no me aburrí. De hecho, sus dos horas de duración se pasan volando (nunca mejor dicho), los personajes tienen fuerza y entidad propia y, sin destripar el argumento, si diré que se permite las suficientes licencias como para que se le indigeste a los trekkies más reaccionarios abriéndose de lleno a ese perfil de público mayoritario (de 16 años en adelante) que es el que decide el éxito o el fracaso en la Meca del Cine. Los que hayáis visto Alias, Perdidos o la excelente M.I:III sabéis de lo que hablo. Me atrevo a aventurar que el idilio entre J.J. y Mr Spock no ha hecho más que comenzar…

By Victor de la Torre

Anuncios