Etiquetas

, ,

Es muy curioso que no soy nada aficionado a la fantasía épica que suele gustarle a todo el mundo, y que aunque me gusta mucho la novela y las películas históricas, hay algo que me gusta aun más, y es la historia con mitología incluida. Es decir, el mundo no como era, sino como pensaban que era. Historias de Arturo y Merlín, donde este ultimo tiene poderes, aunque nada de bolas de fuego ni similares, pero sobre todo, partiendo siempre de sociedades históricas, que todos tenemos ya una visión de las mismas, aunque sea simplista, y muchas veces con detalles completamente erróneos. Cuantas veces hemos oido en el mundillo friki comentar que tal pueblo o nación de una historia de fantasía, es “como los vikingos, pero con caballos, y sin costa…” o un montón de cosas similares. Todos tenemos ideas de cómo alguna sociedad era más guerrera, o más violenta, o por lo contrario, le gustaba la belleza de las flores. No vamos a inventar nada, aunque si podemos combinar detalles históricos, y crear algo diferente.
Pero al mismo tiempo, que tenemos la base histórica, tanto de personajes, eventos como mitologías, podemos ir cambiándolas como nos guste, como pensemos que nos va a gustar más la historia. Por poner un ejemplo muy utilizado, en la serie de televisión Roma, cogen los personajes y los eventos, y los hacen aun más completos, más redondos, dando motivaciones, particularidades y detalles, que no sabemos si son ciertos o no, pero que dan una impresión de verosimilitud muy creíble, ya que esta claro que todo el mundo tiene sus obsesiones, sus miedos y sus vicios.
Si pasamos todo esto a los juegos de rol, pues ya tenemos unas ambientaciones que unen todo lo que me gusta, y que pueden convertirse en partidas muy, muy buenas.
¿Y por que historia con mitología? Por que aunque me encanta la ya citada Roma, hay que reconocer que incluir la mitología de una forma real, aunque tampoco que los Dioses paseen por la plaza del pueblo todos los días, crea, sobre todo en las partidas de rol, la atmósfera necesaria para que los personajes actúen de forma similar a lo que sería el sujeto de esa sociedad real. Además de que ello proporciona unas historias mucho más diversas, precisamente evitando la posibilidad de aburrimiento o de estancamiento en un tipo de partidas. Por que siempre será más divertido luchar contra la Medusa o un kraken que solo contra enemigos de carne y hueso.
Tenemos ejemplos de todo ello, incluso podríamos decir que 300 con sus inmortales casi elfos oscuros y rinocerontes bestiales entra en este estilo, pero si hay una película que va a responder a todo lo que he comentado, es Clash of Titans, y este es su trailer (otras versiones, en más calidad):

Héroes épicos, mujeres implacables, dioses coléricos, monstruos si viajas a lugares exóticos más alla de las tierras de los hombres, barcos que desafían tormentas, ciudades con estatuas gigantescas, traidores, tiranos, artesanos, hombres sabios, y luchas con espadas. Este es el tipo de partidas que espero volver a dirigir pronto, continuando con las campañas de Eikumene.

By CP

Anuncios