Etiquetas

Empiezo con una serie de artículos que espero os sean de utilidad con pequeñas reseñas sobre los distintos campos en los que jugamos. Empezamos con un campo nuevo: Distrito 9, situado en Humanes de Madrid. La escuadra Torchwood estuvo en la primera partida abierta a gente no conocida por la organización: el Days of War.

Se organizaron dos escenarios distintos: en el primero se dividieron a los jugadores en 6 equipos con la misma misión: encontrar un maletín, luego mirar en él una nota que indicaba la combinación de este maletín. Luego volver al maletín, abrirlo e ir con él a otra ubicación del campo a desactivar una bomba.

La partida fue un poco caótica (es lo que tiene las misiones iguales para todos los equipos) pero divertida. A ratos me sentía como en la película Tropas de Élite, disparando a todo lo que se movía en la favela. El segundo escenario ya lo habían probado antes: la caza del lingote, básicamente un equipo tenía que encontrar unos lingotes de oro esparcidos por el campo y el otro debía impedirlo. Divertido también y menos estresante.

Los dos escenarios que hemos jugado son muy “paintballeros”. Es decir, son gimkanas con gente armada que no buscan una trama con verosimilitud que te haga creerte en medio de un combate real, si no, simplemente, entretener con juegos a lo “captura la bandera” lo cual no es muy de mi agrado ya que me saca un poco del rollo inmersivo en la acción (de fliparme pensando que es un combate real, vaya).

Además, las partidas con “pruebas” suelen tender a que la gente juegue a gastar bolas alegremente a lo shoot´em up y yo prefiero más un enfoque más cercano al MIL-SIM (como en Airsoft Total). Pero el campo puede ser adecuado para misiones con trama. De hecho, nos comentaron que querían hacer una partida inspirada en Distrito 9. Tengo bastantes ganas de probar el campo en una partida de este tipo.

Pero vayamos a la reseña del campo: la organización estuvo correcta, aunque hubo varias cosas mejorables (como aclarar las reglas del campo antes de jugar). Pero teniendo en cuenta que era su primera partida y que había bastantes novatos jugando (10 de 40) bastante bien salió la cosa. Seguro que las siguientes salen mejor.

A destacar que la organización proporcionó bebida y un piscolabis a los asistentes, que nunca está mal parar a recargar energías, además de bolas. Y que tenían crono, que ya se me había olvidado que existían. Además disponen de varias réplicas de alquiler, lo cual siempre viene bien para la iniciación o para no quedarte con cara de idiota si se estropea la réplica.

El lugar es un poco difícil de encontrar, ya que está en medio del campo entre polígonos industriales pero, a cambio, está bastante cerca de Madrid (yo ya estoy un poco harto de tener que hacerme 70 km. para dispararle bolazos a alguien).

El campo es bastante pequeño y plano, pero han construído todo tipo de empalizadas, casetas, trincheras y escondites lo que le convierte en un campo con una personalidad distintiva. Su rollo es imitar las zonas de chabolas de los alienígenas de Distrito 9 y la verdad es que lo consiguen.

En definitiva, un campo complicado para novatos por la cantidad de escondites y posibilidades de cagarla con el tema de la distancia de seguridad pero muy divertido y que te mantiene en tensión en todo momento ya que nunca sabes dónde puede haber escondido un enemigo.

Nos comentaron también que el campo aún no está terminado, y que quieren colocar un par de torretas y alguna cosa más. Podéis ver un mapa del campo en su web, para haceros una idea del sitio, aunque el mapa icónico es demasiado limpito y no trasmite ese toque de zona de chabolas chunga del original.

Dentro de la ingente cantidad de campos que hay por Madrid, Distrito 9 proporciona un elemento distinto: no es CQB estrictamente, pero tampoco es un campo abierto con largas distancias a patear. Recomendable.

By Sayko

Anuncios