Etiquetas

Ayer, tras sufrir un tremendo atasco que nos desbarato planes e intenciones, acabamos el día de huelga recibiendo una clase maestra sobre la crisis, este país, todos los países, lo politicamente correcto, las aerolíneas baratas, el racismo, las palomitas en el cine, los bomberos, las dependientas de berskha, y muchas, muchas, muchas más cosas, por parte de Goyo Jiménez en la Chocita del Loro.

No es ya que os recomiende que vayais a verlo, es que os lo ordeno so pena de lanzaros a una cabina de teletransporte a Hong Kong gestionada por Ryanair. Sigue siendo tan divertido y original como siempre. Sigue siendo humor inteligente mezclado con chistes directos, pero el protagonista ha mejorado mucho desde la ultima vez que lo vi. Si el guión esta perfectamente escrito y los chistes son igual de buenos, ahora su control del ritmo y como gobierna al publico ha  mejorado muchisimo, además de notarsele mucho, mucho más suelto sobre el escenario. Ha aumentado la sensación de complicidad, la frescura, y su capacidad e improvisar ante bromas y comentarios, pero es que además, ahora la expresividad que alcanza solo con sus movimientos, bailes y gestos es mucho mayor. Se nota que ha mejorado mucho su capacidad de actuar en directo, y si ya antes sus espectaculos eran divertidos, ahora te mantienen atento durante las dos horas y media que estas en el local. Y no conozco ningún otro monologuista que sea capaz de mantenernos entretenidos y expectantes durante tanto tiempo.

En resumen: Divertido, inteligente, directo, mordaz, ingenioso. Improvisa, da espectaculo, incluso con música y sonido. Controla el ritmo y al público durante bastante más de dos horas, y no te aburres ni un segundo. Imprescindible.