Etiquetas

,

Temporada 1 Capitulo 8

Armod, ¿te estas declarando? La respuesta es si…

-Antipo-

Y los demonios sacan sus espadas para luchar. La superioridad de Armod con la espada, va derribando a los demonios con horribles heridas que no sangran, solo para volver a levantarse y seguir combatiendo. Salvo uno de ellos que parece entrar en trance… mientras Antipo cae dormido también. Inzi los acribilla con flechas que les atraviesan, para volver a levantarse. Durante varios minutos prosigue el combate fisico, mientras Antipo se enfrenta a ellos en el plano onírico.

Cuando Antipo consigue destruir la mente de uno de ellos, este cae, muerto. Mientras los otros dos demonios, sufren tal cantidad de heridas con flecha y espada que caen finalmente, lo que aprovecha Inzi para prender fuego a sus cuerpos, que en poco tiempo son achicharrados. El hombre-serpiente que estaba en manos de los demonios les llega a pedir ayuda para los suyos, ya que sus señores de los hombres-serpiente estan siendo torturados y sus almas capturadas. Armod lo mata tras oír lo que tenia que decir.

Desde el interior de las ruinas, se puede ver perfectamente una colina cercana, donde un enorme demonio, rodeado de una docena de demonios y cientos de seres menores, todos armados, esta sacrificando a seis líderes de los hombres-serpiente, y absorbiendo sus almas en un bastón oscuro, de gran tamaño, con runas y símbolos que brillan mientras absorbe esa fuerza vital.

Los atlantes deciden preparar una emboscada desde el risco sobre la fortaleza, pero mientras ascienden trabajosamente, ven como el contingente acaba la ceremonia y se aleja, hacia donde Inzi siente que hay otra caverna que llevara a tierras más lejanas aun.

En un ultimo intento, Antipo intenta entrar en la mente del Señor Demonio llevando a Armod consigo, pero aunque consigue verlo, es expulsado de forma dolorosa. Inzi ha protegido los cuerpos de los durmientes, ahuyentando a unos hombres-serpiente que saqueaban los cadáveres de los suyos.

Tras el intento, deciden volver a Atlantis y avisar de lo que esta sucediendo, aunque no antes de examinar las ruinas, donde encuentran una pequeña criatura reptiliana que antes de morir hiere gravemente a Inzi y Antipo. La muchacha arabe se lleva consigo a las tres crías que protegía el animal.

Atraviesan de nuevo la caverna sin detenerse, y llegan a las montañas de Macedonia. Dos días cabalgando hacía el sur, y se detienen de nuevo en la posada donde dejaron al Principe Alejandro. Alli reciben las ultimas noticias. Ha estallado una guerra civil en Macedonia, entre el Rey Filipo y Atalo, el príncipe que intento matar a Alejandro. Las ciudades griegas se han aliado con Atalo, y estan a punto de enfrentarse al ejercito macedonico. Solo la presencia de Prometeo, Alto Señor de Atlantis esta retrasando la batalla, con sus intentos de diplomacia.

Los guerreros parten rápidamente hacia el sur, para encontrar a Prometeo e informarle de sus descubrimientos en el norte. Paran en la villa de Estagira, donde el señor de la misma les proporciona comida, mujeres y al día siguiente, un guia y caballos para que se reúnan rápidamente con el ejercito macedonico, atravesando la llanura. Solo Antipo guardara un recuerdo perdurable de esa noche, ya que ha quedado prendado de una bella esclava de ojos verdes, a la que promete que volverá a por ella.

Al llegar al campamento del ejercito macedonico, son interpelados por Prometeo, que les ofrece su tienda para que le expliquen todo lo sucedido, tanto sobre el secuestro de Alejandro, como de su persecución de los demonios. Tras la explicación, los personajes no están muy convencidos, dado que la prioridad de Prometeo es detener la guerra entre los hombres, y solo después dirigirse al norte a perseguir los demonios. Deciden irse a dormir, aunque antes reciben la rápida visita en la tienda de Prometeo de Alejandro, que agradece vehementemente a Armod el que lo salvara… olvidandose de Inzi y Antipo.

Mientras duermen, los tres son atraidos a un sueño donde se encuentran con Sir Nang, el señor de Atlantis. Este les explica que Prometeo no ha informado de nada, y que el conoce la historia, ya que tiene un espía entre los guerreros del Alto Señor. Nang les comparte su preocupación, ya que el pertenece a una facción de Atlantis que cree que lo principal es enfrentarse a los demonios y criaturas oscuras, y dejar a los hombres con sus guerras y conflictos, aunque eso los debilite. Comparte su preocupación con los personajes, y les explica que solo conoce a un atlante con conocimientos sobre la extraña magia oscura de absorbe almas, Sir Bagoas. Les pide que vayan a encontrarse con él, en Tiro, para describirle lo que han visto y descubrir como luchar contra ello, o si no, enviara a sus propios hombres.

Antipo, Inzi y Armod aceptan, y deciden partir al día siguiente hacia la caverna en la frontera con el Imperio de Roma que les permite acceder a Egipto, y de alli, viajar a Tiro, para encontrarse con Sir Bagoas.

Inzi (Elvira) +23 116

Armod (Emilio) +19 125

Antipo (Victor) +20 92