Etiquetas

Después de ver esta película me queda una sensación algo extraña, que no se suele dar en el cine. Es una película escrita y dirigida por un solo autor, Michael Basset, en este caso, lo que supone que los aciertos y errores pertenecen a él mismo, y a cambio la película tendrá un estilo definido. Pero mientras me encanta el estilo que tiene a la hora de narrar la historia, sobre todo en los combates, en el comportamiento y en alguna sorpresa menor que va marcándonos el tono ambiental que quiere recrear, sin embargo el guión y la forma de rodar tienen muchos problemas, e incluso se acaba convirtiendo en algo previsible. Normalmente los primeros aspectos serian para el director y los segundos para el guionista, pudiendo asi alabar a uno y criticar a otro, pero esta vez lo único que podemos decir es que Basset espero que siga dirigiendo… guiones de un profesional.

Ya entrando en detalles, el guión de Solomon Kane es demasiado previsible, demasiado facilón y ya muy visto, intentando como siempre presentar el proceso de nacimiento y creación del personaje, lo que se come demasiado tiempo de la película, y sobre todo, dando los motivos de su comportamiento, en vez de dejarlos aparecer con sus propios actos. Además, como muchas otras veces en este tipo de películas, a medida que se acerca el final, parece que el guión no sabe por donde continuar y como resolver el final de la película, lo que acaba provocando una mala sensación al salir de la sala.

Sin embargo, cuando pasamos a otros aspectos la película gana mucho. Es cierto que en muchos momentos, la película parece un video-clip, con esos momentos de cámara lenta, y esos primeros planos a la cara del protagonista, pero otras ocasiones el director consigue ir llevando bien el ritmo, pese a los problemas de la historia.

Es en los pequeños detalles donde va consiguiendo muchos puntos positivos que casi arreglan el resultado final. Por un lado, las luchas son sucias, duras, sin filigranas, y con sangre abundante, que no mancha la cámara de forma gratuita, sino que cae al suelo, mancha armas y ropas, y los golpes son duros. Si a eso le sumamos, los pequeños detalles dignos de una época cruel y dura, como niños muertos, brutalidad, esclavismo y persecución religiosa, tenemos una recreación bastante correcta, y sobre todo, que refleja lo duro que era vivir en ese momento histórico, sobre todo si le sumamos demonios y brujas. Evidentemente en este caso, los seres sobrenaturales si existen, y son duros, muy duros, además de sangrientos, lo que va dejando un rastro de cadáveres y escenas de seres que nos hacen mirar a los lados de la butaca entre la oscuridad.

En resumen: Facilona, guión demasiado anárquico, que se empeña en contar la infancia del protagonista, y con un final entre precipitado y caótico. Pero a cambio nos presenta bien la época histórica, incluso con la magia y los demonios rompiendo la realidad de una forma bastante creíble, mientras que combates, e incluso la forma de reaccionar de los personajes nos parece libre de errores. Disfrutable, sobre todo en tu salón, más que en pantalla grande. Ah, y nos da unos cuantos PNJ´s para nuestras partidas, además de diseños de ropa para el próximo rol en vivo.

By CP

Anuncios