Etiquetas

, ,

Una de las alegrías de los Edge Days, ha sido aprender a jugar al x-wing. En este juego de miniaturas, pilotas una nave ligera rebelde o imperial en el universo de las películas clásicas de star wars. Con un sistema similar al de Wings of War, seleccionando los movimientos de forma oculta para tus naves, para luego disparar y realizar acciones según lo que vaya sucediendo en el tablero, tenemos un juego mucho más rápido y ágil, que se nota muy, muy trabajado para permitirnos disfrutar de las tácticas sin que las reglas nos vayan entorpeciendo.

Se aprende a jugar durante tu primera partida, de forma intuitiva, y luego puedes ir añadiendo equipos, pilotos y mejores naves, de forma gradual. Toda la información esta visible en las peanas de las naves, y en las tarjetas de control, mientras que contadores de varios tipos permiten ver las decisiones y opciones que vas tomando, sin tener que consultar tablas constantemente. Todo para facilitar el juego y convertirlo en algo muy rapido, donde solo tienes que preocuparte de ir escogiendo la maniobra adecuada, algo nada facil, dado que existen un gran numero de opciones diferentes, con algunas exclusivas de cada nave.

Así que Freakita y un servidor disfrutamos de una gran partida de introducción en los Edge Days, con una maqueta genial de la superficie de la Estrella de la Muerte. El organizador arbitraba, y cuatro novatos con TIE´s nos enfrenamos a Luke Skywalker y un piloto normal, para evitar que destruyeran las torretas de defensa. Un escenario sencillo y divertido, perfecto para empezar. En la partida Freakita tuvo el honor (o la desgracia) de recibir la misión de distraer a Luke, mientras los otros tres pilotos atacábamos al piloto rebelde (¡y lo consiguió!) permitiendo que ganáramos la partida, ya que ella misma derribo al otro piloto, antes de que destruyeran cuatro torres.

Viendo lo que nos gusto, volvimos a probar en casa, ya por nuestra cuenta, y nos volvió a encantar, así que hemos decidido empezar a jugar regularmente. Y claro, aunque mucha gente disfruta simplemente juntando un escuadrón de 100 puntos y luchando contra otro jugador, nosotros preferimos darle un poco de continuidad, y así nace el Raptor Squadron.

La idea básica es hacer partidas donde un master lleva al bando imperial y prepara misiones, que deben cumplir los jugadores del escuadrón. A medida que van derribando imperiales, cumpliendo misiones con éxito o solo sobreviviendo van sumando puntos, y cuando reúnen suficientes, van subiendo de nivel, mejorando sus estadísticas, con otros tipos de piloto del juego. Ser derribado implica ser herido y perder puntos. Y tiene que darse un resultado catastrófico para perder el piloto.

Cada vez que juguemos una partida, los jugadores pueden ser unos u otros de los que haya en la lista del escuadrón. Evidentemente, jugar más veces, permitiera conseguir más puntos, pero también arriesgarse a ser derribado.

La idea, es que el Raptor Squadron (si, nos gusta mucho Battlestar Galactica) esta destinado a algún mundo poco importante, donde tiene una base oculta, y desde donde intenta disputarle al Imperio el control de un sector, cumpliendo todo tipo de misiones, justo después de la batalla de Yavin 4. Dado que no es un sector prioritario, el imperio no tiene un gran despliegue, con su flota buscando la base principal rebelde (si, Hoth) en otros lugares. Así que los jugadores están solos. Deben sobrevivir, atacar convoys y bases imperiales, hostigar a sus naves, y al mismo tiempo no descubrir su base.

Si alguno quiere jugar, solo tiene que avisarme, por supuesto,😄